¿Quiere prepararse para servir al Señor?

jueves, 17 de abril de 2008

¿Por que la ofrenda de Caín fue rechazada?



Para entender este misterio, tenemos que remontarnos al Edén. Nuestros primeros padres pecaron, por lo cual, Dios para cubrir su pecado hace un sacrificio animal cuya sangre sería derramada como tipo del sacrificio preordenado antes de la fundación del mundo y consumado en el sacrificio de Jesucristo. Dios demandaba un sacrificio cruento, porque sin “derramamiento de sangre no se hace remisión de pecado”. Este principio fue enseñado puntualmente a Abel y Caín por sus padres, quienes escucharon por boca de Dios sus demandas por el pecado.

Dios es el que asienta las bases y el modelo, el hombre obedece por fe. La fe verdadera produce una obediencia correcta y ofrece un sacrificio excelente. Esta es la base de la verdadera adoración.

Caín escuchó la enseñanza correcta también, pero su fe era una fe muerta. Su corazón torcido quiso crear otro camino para acercarse a Dios, otra forma para adorar. La fe muerta desarrolla obras muertas. Por lo cual, en franca rebelión contra Dios, establece la religión humanista, la del hombre, la de las obras, la de la justificación personal, pero no sobre la base de lo establecido por Dios.

La excelencia del sacrificio de Abel estriba en su obediencia a lo establecido por Dios, esta se conformó al formato de Dios y Dios se agradó de él porque su fe lo llevó a obedecer.

¿Por qué Dios pone énfasis en la actitud de Caín?. Porque Dios sabía que un cambio de actitud produciría un cambio de sacrificio.

Es imposible creer que es la actitud neta del hombre, independiente del sacrificio que ofrezca, lo que reconoce Dios para justificar al ser humano.

Si fuera así, el mismo Dios se contra diría. Algunos dicen: No importa lo que ofrezcas el asunto es que tengas una buena actitud.
No importa lo que hagas si eres sincero.
Yo soy bueno y con eso tengo.

La buena actitud no basta si esa actitud conduce a la desplazar el fundamento colocado por Dios.

En el caso de Caín y Abel, sus ofrendas eran de carácter expiatorio. Era una ofrenda por el pecado. No creo que ni una ni la otra eran una ofrenda de acción de gracias, los dos sacrificios se hicieron con un propósito común: expiar el pecado para acercarse a Dios.

Para eso era necesario, imprescindible un sacrificio cruento, de lo contrario el sacrificio cruento de Cristo en la cruz, prototipo del sacrificio de Abel, hubiera sido innecesario.

Si el fundamento humano para obtener la gracia de Dios fuera válido porque va acompañado de una buena actitud, el sacrificio de Cristo sería inválido y estaría de más.

Por otra parte Dios le dice a Caín: “¿Por qué te has enojado y por qué ha decaído tu semblante? Si hicieras lo bueno ¿no serías enaltecido? ¿Qué fue lo malo que hizo Caín?. Lo malo a que se refiere Dios no es a “su actitud”, sino a “su ofrenda”.

La ofrenda de Caín era mala desde antes él enojarse con Dios. Su actitud fue posterior a la ofrenda por el rechazo de esta. La ofrenda era mala, por eso fue rechazada por Dios, su actitud fue mala cuando Dios le manifestó su rechazo de esa ofrenda.

Esto es corroborado por la Biblia cuando dice: “No como Caín que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por que le mató? Porque sus obras eran malas y las de su hermano, justas?. El asunto es de “obras malas” y “obras justas” haciendo alusión directa de las causas por la cual mató a su hermano Abel, o sea los dos sacrificios.

El asunto es asunto de ofrenda, no de actitud; el asunto no es de actitud, sino de fe.
Por eso es imposible que la ofrenda de Caín representase los ritos y sacrificios de la ley mosaica, pues de estos se dice que “eran buenos” porque cumplieron su propósito dentro de la dispensación en que fueron establecidos. Además, una cosa mala no puede ser representativa ni típica de una buena.

La ofrenda de Abel fue “excelente” antes que fuera aceptada por Dios. Fue aceptada por Dios porque era excelente y era excelente porque se ajustaba a lo prescrito por Dios. Entonces se nos revela, una ofrenda mala y una ofrenda excelente. Mala porque no se ajusta al plan de Dios, excelente porque se ajusta al plan de Dios.
Dios agrega: “Pero si no lo haces, el pecado esta a la puerta…”

Entonces el pecado se produjo en la ejecución de algo objetivo, en algo que hizo mal. Su mala actitud: elemento subjetivo se derivó de lo malo de su sacrificio: hecho objetivo.

Entonces concluimos que la verdadera ofrenda que Dios acepta y que justifica al hombre es aquella que satisface las demandas de la justicia divina: de parte de Dios, la provisión de la ofrenda, de parte del oferente: fe, buena actitud y un sacrifico excelente.





Caín representa el culto al “yo”, al “hombre”, al esfuerzo humano traducido en obras muertas., Caín da inicio a la religión de la justificación por obras. En Abel tenemos los principios de un verdadero adorador: fe sobre la base de la promesa dada por Dios a nuestros primeros padre que se proyecta históricamente en el Calvario y experimentalmente en el corazón del hombre cuando este se atreve a creer.

Pablo dice: “Nadie puede poner otro fundamento” (1 Cor. 3:11)

“El camino de Caín” (Judas 11) comenzó con su mala ofrenda y ha persistido a través de la historia representado en todos aquellos que quieren establecer su propia justicia en menoscabo de la justicia divina.

La Fe de Abel, comenzó con su ofrenda excelente y ha corrido paralelamente con el “camino de Caín” a través de la historia, representado en aquellos que por la fe recibimos la justicia de Dios en Cristo, pero sin cruzarse ni unirse, producto de la incompatibilidad que hay en esencia, naturaleza y fines.


Llanes, Luis E. Ministerio Luz y Verdad. Puerto Madryn, Chubut, República Argentina. Editado por EDICI: Rancho Cucamonga, California, EE.UU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

El contenido de este blog


Las preguntas y respuestas que aparecen en este blog, han sido formuladas al pastor Llanes, en sus programas radiales y en conferencias que él ha efectuado a lo largo de su ministerio. No pretenden ser taxativas, ni exclusivas.

Recuerde que la Verdad es Jesucristo y la encontramos revelada en Su Palabra. Usted tiene la obligación, como cristiano, de "examinarlo todo y retener lo bueno".

Acerca de...


Luz y Verdad es un ministerio transdenominacional de enseñanza bíblica y teológica, dirigido particularmente a las iglesias locales, con el objetivo de edificar a sus miembros y preparar a sus líderes.

El ministerio fue fundado a fines de la década del 90, por el pastor y misionero cubano Luis Enrique Llanes Serantes, su actual director. A lo largo de todos estos años, el pastor Llanes ha llevado las Conferencias y Seminarios Luz y Verdad a decenas de iglesias, en Argentina, particularmente en la región patagónica.

Además de las conferencias, talleres y seminarios, el ministerio cuenta el Curso Ministerial Básico para Líderes con un sistema de estudios bíblicos, teológicos y ministeriales, en tres niveles, y el Curso Alfa para nuevos convertidos.

Los materiales de estudio usados en ellos, han sido escritos por el propio pastor Llanes, y son de distribución gratuita. Luz y Verdad cuenta con presencia en Internet, a través de una red de blogs, en los que aparecen escritos y recursos de edificación para los creyentes en general, y los líderes cristianos en particular.

El trabajo de edición corre a cargo de la hermana Alba Llanes, hija del pastor Llanes, la cual está radicada en California, Estados Unidos, y ha llevado hasta allí el Ministerio Internacional Luz y Verdad. La hermana Alba también aporta al ministerio, con sus escritos, sus conferencias, talleres y seminarios, así como con sus publicaciones personales por Internet.

Además de que el pastor Llanes es ministro ordenado de la Unión de las Asambleas de Dios, de Argentina, el Ministerio Internacional Luz y Verdad está avalado por COPLEM, el Consejo Pastoral de la ciudad de Puerto Madryn, provincia del Chubut, lugar donde tiene su sede actual. Luz y Verdad mantiene la postura doctrinal propia de las Asambleas de Dios, en lo que atañe a los conceptos doctrinales fundamentales.

Acerca de EDICI

¿QUÉ ES EDICI?

EDICIONES CRISTIANAS INDEPENDIENTES es el servicio de publicación y edición, del Ministerio Internacional Luz y Verdad, dirigido a ministerios cristianos e iglesias locales.

El propósito: ofrecer colaboración y ayuda eficaz, seria y responsable, en materia de redacción y edición de material cristiano, ya sea páginas de Internet, revistas, periódicos, boletines, libros, etc., garantizando una excelente presentación en materia gramatical y estilística.

¿QUÉ SERVICIOS OFRECE EDICI?

REDACCIÓN: Escritura y reescritura de diferentes tipos de textos para revistas, periódicos, libros, web sites, proyectos editoriales, etc. Preparación de ayudas visuales, diagramas, presentaciones de Power Point, etc.

EDICIÓN: Transcripción y entrada de datos. Lectura crítica de manuscritos y evaluación de contenidos. Corrección gramatical y estilística de los escritos.

INVESTIGACIÓN: Investigación bibliográfica para proyectos editoriales, preparación de monografías, manuales didácticos, cursos bíblicos, etc.

EDICI se encarga de la gradual edición de la Red de Blogs Luz y Verdad, que integra blogs del pastor Luis E. Llanes (Puerto Madryn, Argentina), del pastor Samuel González (Chicago, EE.UU.), y de la hermana Alba Llanes (Los Ángeles, EE.UU).

También colabora con los siguientes hermanos y ministerios, al editar y administrar sus blogs:

Ministerio Cristianos en Acción, de Barranquilla, Colombia.
Ministerio Armados de la Verdad, de Cienfuegos, Cuba.
Reflexiones Cristianas Interesantes, un blog de Osmany Cruz Ferrer, España.

PARA MAYOR INFORMACIÓN:

alballanes@hotmail.com

Libros del pastor Luis E. Llanes

Haga "click" sobre los banners
Se ha producido un error en este gadget.