¿Quiere prepararse para servir al Señor?

domingo, 10 de febrero de 2008

¿Por qué sufren los justos?


No es fácil responder a esta pregunta, especialmente cuando se trata de los hijos de Dios, cuando en medio del dolor y el sufrimiento, sus vidas parece que van a perecer, cuando en medio del dolor y el sufrimiento parecen sentirse solos y abandonados por Dios, y sus oraciones aparentemente se estrellan contra el cielo sin hallar respuesta. Es aquí que surge la pregunta: ¿Porqué sufren los justos?

El libro de Job, fue escrito para dar respuesta precisa a esta pregunta. En este libro, interviene una serie de protagonistas que juegan un papel importante en el desarrollo de la trama del libro y cada uno de ellos hace su aporte para responder a esta pregunta. Como todos sabemos, el libro de Job es el libro escrito más antiguo de la Biblia, excede en tiempo al mismo Pentateuco. Fue escrito antes de Moisés.

Job, es el personaje central del libro y se le describe apelando a tres aspectos de su vida, se dice que: “Era perfecto, temeroso de Dios y apartado del mal”. Desde le punto de vista socioeconómico, se le describe como un gran hacendado con grandes riquezas, con una familia hermosa compuesta de siete hijos y tres hijas, su esposa y él, y se le añadía a todo esto y según palabras del mismo libro: “y era aquél varón más grande que todos los orientales”. Podemos decir, ahora nosotros, que aquella familia estaba completa, llena de felicidad y gozo, nada les faltaba y todo como producto de una vida temerosa de Dios. La bendición de Dios estaba sobre Job y su hogar.

Pero de buenas a primeras, viene la desgracia a este hombre: en las fiestas habituales de cumpleaños, sus hijos pierden la vida; a causa de diferentes factores, pierde todas sus posesiones. Finalmente, enferma de una sarna tan terrible que ni aún su propia esposa podía acercarse a él. Todo cambia vida de Job: de una mañana esplendorosa a una noche tenebrosa.

Alrededor de Job se mueven siete personajes, que intervienen, de una manera u otra, en el drama. Algunos hacen su aporte para dar solución a su problemática de hombre justo. Ellos son: Dios, Satanás, la mujer de Job, y cuatro amigos de Job, Elifaz, Sofar y Eliú. A todos ellos, podríamos clasificarlos así: en el mundo espiritual intervienen Dios y Satanás; en lo físico, la mujer de Job como parte del seno familiar, los amigos de Job y el propio Job como protagonista principal del drama.

Ante la desgracia de este hombre ilustre y conocido de todos los orientales, cuatro de sus amigos, al enterarse de la situación vienen a consolarle en medio de su desgracia. Tanta era la desgracia, tan tétrico era el cuadro que se presentaba ante aquellos cuatro hombres que la Biblia describe la reacción de ellos con una viveza y fuerza que nos hace ver a nosotros mismos, después de mucho tiempo de acontecido, una representación mental del cuadro que ante ellos se presentaba: dice la Biblia que estos hombres “alzando los ojos desde lejos”, no le reconocieron, y lloraron a gritos, cada uno de ellos rasgó su manto, y los tres esparcieron polvo sobre su cabeza y hacia el cielo. Así se sentaron con él, sobre la tierra, por siete días y siete noches, y ninguno le hablaba palabras, porque veían que su dolor era muy grande.

Analicemos ahora la intervención de cada uno en orden:

Primero, la mujer de Job. ¿Cuál fue su reacción ante la situación? Sus palabras, registradas en el capítulo 2, versículo 9, delatan el concepto que ella tenía en relación con la condición del marido: “Entonces le dijo su mujer, aún retienes tu integridad?  Maldice a Dios y muérete. Esta mujer representa a la persona materialista que olvidan los beneficios cuando le asaltan los perjuicios; que aún creyendo en Dios no comprenden la soberanía y el señorío de Dios en la vida de su familia, y no entiende que detrás de toda circunstancia que surge en la vida del creyente, aún allí está la mano de Dios con un propósito bien definido. Estas personas que son capaces hasta de blasfemar cuando las cosas no salen bien. El mismo Job la definió diciéndole: “Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas has hablado. ¿Qué, recibimos de Dios el bien y el mal no lo recibiremos?" (Job 2:10).


La intervención de los tres primeros amigos de Job, puede resumirse de la siguiente manera:

1o. Que el sufrimiento de Job es producto del pecado que éste ha cometido.

2o. Que la medida del pecado determina la medida de la aflicción.

3o. Que si se arrepiente, Dios lo perdonará, pero si se justifica se demorará la restauración.

4o. Que aunque los impíos son prosperados, que esa prosperidad es transitoria y que la retribución, al fin llegará.

La respuesta de Job para ellos se resume en los siguientes conceptos: Job sostiene que un hombre justo puede ser afligido, aún cuando no comprenda el propósito de Dios para hacerlo. Da por sentado que Dios tiene el derecho de distribuir el mérito o la culpa de acuerdo con Su criterio, y que hay ocasiones en la cual el que sufre tiene derecho de justificarse por el decreto de Dios.

En el caso de los amigos de Job, podemos decir que ellos representan los conceptos de las filosofías humanas, que tratan de dar una solución a los problemas del hombre, pero sin un conocimiento verdadero de la naturaleza de Dios y su trato con el hombre. Personas que, no teniendo una experiencia real con Dios, se hacen los sabios y se infatúan en sus mismos conocimientos, porque al fin y al cabo hacen de Dios un ser arbitrario que actúa como actúan los hombres en su manera de ver y pensar.

Job representa al creyente que, en su humanidad, aunque teme a Dios y ama a Dios, no entiende la situación que está pasando. Cree que no es merecedor de lo que está pasando y en sus palabras inculpa a Dios, y hasta es capaz de tratar y razonar con Dios, replicarle a Dios y pedir a Dios explicación de sus infortunios, pero en su fuero interno hay una confianza y esperanza de que Dios a la postre lo va a sacar de esa situación y vindicará su causa, de tal forma que pueda decir: “Aunque me matare, en él confiaré”.

Por fin y al fin de la trama, interviene Dios. Le quita la razón a los amigos de Job y resalta la actitud de su siervo Job. Le reprocha a Job el tratar de entrar en discusión infructuosa con Él, ya que la mente finita de Job no iba a comprender la mente infinita de Dios; no iba a poder entender sus razonamientos y el por qué él actuaba así. Pero Dios es el que premia la obediencia incondicional de sus hijos, y al fin Dios vindicó la causa de Job, lo sanó de su lepra, lo elevó a un pedestal más alto que antes, multiplicó el doble sus bienes, le restituyó siete hijos y tres hijas que fueron las más hermosas de toda la tierra. Dios le dio 140 años más de vida y Job vio su descendencia hasta la cuarta generación.

¿Qué nos enseña todo esto?

1o. Que, dentro de los planes de Dios, nosotros como humanos estamos incluidos. Lo que debe de ser para nosotros motivo de gozo y alegría que Él nos tenga en cuenta, aún cuando tengamos que enfrentar un proceso de sufrimiento.

2o. Que hay una serie de mecanismos en el mundo espiritual que no vemos ni entendemos pero que tienen que ver con nosotros los humanos, y que solo una fe inquebrantable en ese Dios soberano y amoroso nos ayudará a sobrepasar las pruebas y los sufrimientos.

3o. Que Dios utiliza y permite el sufrimiento en nuestras vidas para modelar nuestra carácter y producir los frutos del Espíritu en nosotros y muy especialmente la humildad y la paciencia.

4o. Dios permite el sufrimiento para fortalecernos en la fe y debemos aprovechar estas circunstancias para el ejercicio y robustecimiento de una fe genuina en Dios capaz de ayudarnos a salvar los obstáculos.

5o. Que Dios desea traer honra y gloria a Su nombre, demostrándole a Satanás y a todos los seres angelicales que aunque el ser humano, en sentido general, ha pecado, hay hombres y mujeres que a pesar de su humanidad, debilidades y errores, sin embargo lo aman y están disponibles para dar su vida por Él.

6o. Que Dios no le pedirá a usted más de lo que usted es capaz de hacer. Él  lo demostró cuando sufrió la muerte cruenta de la cruz por tus pecados, para perdonarle y salvarle a usted.No es fácil, pero su gracia lo hace posible.


Ya de muy antiguo, grandes pensadores, filósofos, religiosos, y aún el mismo hombre vulgar y sencillo no solo se cuestionó esta situación, sino que llegó a sus propias conclusiones, aún cuando quizás no supieron, con sus palabras, darle forma apropiada a su respuesta. Desde el punto de vista humano, como siempre, habrá un sinnúmero de opiniones. Desde el punto de vista de Dios, hay una respuesta que satisface, trae confianza y esperanza a todo aquél que sabe esperar pacientemente en su Dios.

1 comentario:

Archivo del blog

El contenido de este blog


Las preguntas y respuestas que aparecen en este blog, han sido formuladas al pastor Llanes, en sus programas radiales y en conferencias que él ha efectuado a lo largo de su ministerio. No pretenden ser taxativas, ni exclusivas.

Recuerde que la Verdad es Jesucristo y la encontramos revelada en Su Palabra. Usted tiene la obligación, como cristiano, de "examinarlo todo y retener lo bueno".

Acerca de...


Luz y Verdad es un ministerio transdenominacional de enseñanza bíblica y teológica, dirigido particularmente a las iglesias locales, con el objetivo de edificar a sus miembros y preparar a sus líderes.

El ministerio fue fundado a fines de la década del 90, por el pastor y misionero cubano Luis Enrique Llanes Serantes, su actual director. A lo largo de todos estos años, el pastor Llanes ha llevado las Conferencias y Seminarios Luz y Verdad a decenas de iglesias, en Argentina, particularmente en la región patagónica.

Además de las conferencias, talleres y seminarios, el ministerio cuenta el Curso Ministerial Básico para Líderes con un sistema de estudios bíblicos, teológicos y ministeriales, en tres niveles, y el Curso Alfa para nuevos convertidos.

Los materiales de estudio usados en ellos, han sido escritos por el propio pastor Llanes, y son de distribución gratuita. Luz y Verdad cuenta con presencia en Internet, a través de una red de blogs, en los que aparecen escritos y recursos de edificación para los creyentes en general, y los líderes cristianos en particular.

El trabajo de edición corre a cargo de la hermana Alba Llanes, hija del pastor Llanes, la cual está radicada en California, Estados Unidos, y ha llevado hasta allí el Ministerio Internacional Luz y Verdad. La hermana Alba también aporta al ministerio, con sus escritos, sus conferencias, talleres y seminarios, así como con sus publicaciones personales por Internet.

Además de que el pastor Llanes es ministro ordenado de la Unión de las Asambleas de Dios, de Argentina, el Ministerio Internacional Luz y Verdad está avalado por COPLEM, el Consejo Pastoral de la ciudad de Puerto Madryn, provincia del Chubut, lugar donde tiene su sede actual. Luz y Verdad mantiene la postura doctrinal propia de las Asambleas de Dios, en lo que atañe a los conceptos doctrinales fundamentales.

Acerca de EDICI

¿QUÉ ES EDICI?

EDICIONES CRISTIANAS INDEPENDIENTES es el servicio de publicación y edición, del Ministerio Internacional Luz y Verdad, dirigido a ministerios cristianos e iglesias locales.

El propósito: ofrecer colaboración y ayuda eficaz, seria y responsable, en materia de redacción y edición de material cristiano, ya sea páginas de Internet, revistas, periódicos, boletines, libros, etc., garantizando una excelente presentación en materia gramatical y estilística.

¿QUÉ SERVICIOS OFRECE EDICI?

REDACCIÓN: Escritura y reescritura de diferentes tipos de textos para revistas, periódicos, libros, web sites, proyectos editoriales, etc. Preparación de ayudas visuales, diagramas, presentaciones de Power Point, etc.

EDICIÓN: Transcripción y entrada de datos. Lectura crítica de manuscritos y evaluación de contenidos. Corrección gramatical y estilística de los escritos.

INVESTIGACIÓN: Investigación bibliográfica para proyectos editoriales, preparación de monografías, manuales didácticos, cursos bíblicos, etc.

EDICI se encarga de la gradual edición de la Red de Blogs Luz y Verdad, que integra blogs del pastor Luis E. Llanes (Puerto Madryn, Argentina), del pastor Samuel González (Chicago, EE.UU.), y de la hermana Alba Llanes (Los Ángeles, EE.UU).

También colabora con los siguientes hermanos y ministerios, al editar y administrar sus blogs:

Ministerio Cristianos en Acción, de Barranquilla, Colombia.
Ministerio Armados de la Verdad, de Cienfuegos, Cuba.
Reflexiones Cristianas Interesantes, un blog de Osmany Cruz Ferrer, España.

PARA MAYOR INFORMACIÓN:

alballanes@hotmail.com

Libros del pastor Luis E. Llanes

Haga "click" sobre los banners
Se ha producido un error en este gadget.